Venezolana en Israel narra lo que viven en enfrentamientos tras más de 30 horas de ataques

@DolarToday / May 12, 2021 @ 8:00 am

Venezolana en Israel narra lo que viven en enfrentamientos tras más de 30 horas de ataques

“Eso no ha parado, son las 6:51 de la tarde del martes y ellos siguen y siguen”, Cusnir se refiere al lanzamiento de misiles que van a Israel desde Palestina y viceversa. Cuenta la periodista tachirense en Israel, que los venezolanos allá sienten miedo porque no han vivido esas situaciones, sobre todo quienes recién llegaron

POR JUDITH VALDERRAMA - diariodelosandes

No se ha sabido de nada particular con venezolanos que viven en Israel, hasta ahora. Pero sí, muchos sienten miedo, en especial los que tienen poco tiempo en este país, para quienes esto es la primera vez que ocurre y no saben qué hacer. Y otros también que tienen tiempo en Israel, igual sienten mucho miedo, porque la gente de por sí, es nerviosa”.

Narra Dahiana Cusnir, una destacada periodista venezolana de ascendencia judía, quien vivía y trabajaba en Táchira. Emigró a Israel junto a su familia en noviembre del 2019. Como ella, salieron muchos judíos huyendo de la crisis venezolana y aprovechando la ley de Retorno del Estado de Israel, que les da toda legalidad y bienvenida con muy buenas condiciones socioeconómicas en esa nación.

No hay cifras exactas de cuántos judíos se fueron de Venezuela a Israel, pero dentro del país latinoamericano quedan muy pocos tras la crisis generada luego de la toma del poder de Hugo Chávez, y su posterior rompimiento de relaciones con el estado de Israel, hace unos 11 años.

La actitud del gobierno chavista hizo que la naciente Israel, con 63 años de erigida, retirara su embajada de Venezuela y comenzará a facilitar la partida de judíos a su país. Aún el gobierno de Maduro, mantiene definida posición de amistad con los Palestinos, enemigos de Israel, lo que viene desde tiempos del fallecido Chávez, quien dejó clara la posición del régimen venezolano del lado de Irán y sus aliados. Incluso, ayer lunes, un comunicado de Cancillería venezolana condena “los ataques de Israel a Palestina”, y fija posición en contra del país de los judíos.

Las cifras que se manejan, es que entre 2013 y 2018 unos 20 mil judíos salieron de Venezuela a diferentes destinos del mundo. La Agencia Judía contabilizaba 683 venezolanos en territorio israelí para el 2019, por lo que se cree que cerca de mil viven en ese territorio debido a que siguieron saliendo familiares que quedaban rezagados tras la primera oleada migratoria.

Muchos venezolanos en Israel, como la familia de Dahiana Cusnir, específicamente su padre, viven en territorios afectados desde hace unas 30 horas, por los ataques entre Palestina e Israel. “Mi papá vive en la ciudad de Ashkelon, y en el edificio que está junto al suyo cayó una bomba, gracias a Dios están bien”.

Cusnir, vive en Ashdod, donde el clima bélico que inició este lunes se ha sentido menos intenso, de hecho mientras respondía a la entrevista para Diario de Los Andes, salió hacer unas compras, pero atenta porque de sonar la alarma debe resguardarse de inmediato en un edificio o cualquier refugio de protección de los que abundan en todo Israel, según narra.

En medio de las compras que hacía cerca de las 7 de la noche de este martes, la alarma volvió a sonar. Relata que sintió temor porque su mamá y su hija estaban solas en la casa, “las comencé a llamar y llamar y no me contestaban, y yo estaba sola en la calle, fue como diez minutos después que mamá contestó, estaban bien pero me puse nerviosa”.

”Cuando suenan las alarmas nosotros corremos a los refugios y si uno está manejando deja donde sea el carro tirado y corre a refugiarse”

Desde los ojos de una venezolana
– ¿Qué es lo que sucede exactamente en Israel en este momento, desde su visión de venezolana en ese territorio?

– “Se habla de una escalada más de los palestinos. Ya se había presentado enfrentamientos las semanas anteriores desde que inició el Ramadán (mes sagrado de los musulmanes). Se había registrado enfrentamientos en Jerusalén entre los judíos y los palestinos, con la policía de Israel, cuando esta intentó disolver los enfrentamientos. Y todas las noches al terminar las oraciones del ramadán, los palestinos se congregaban en la Puerta de Damasco -que está en Jerusalén- y comenzaban sus manifestaciones, que consistían en tirar piedras a los judíos ortodoxos que pasaban por el sitio, les pegaban, les decían cosas ofensivas y más. Eso se fue repitiendo todas las noches. A medida que transcurría el tiempo aumentaba la violencia. Como a la semana de esta repetitiva situación, la policía israelí optó por colocar una especia de baranda para evitar que ellos se congregaran ahí y eso los enardeció más y se puso todo más violento. La policía, posteriormente decidió quitar las barreras para calmar el asunto, aun así seguía la acción de palestinos y ya no era solo en Jerusalén, si no en diferentes sitios donde conviven comunidades árabes se presentaban sucesos”.

Continúa explicando Dahiana Cusnir, que cuando los árabes que viven en Israel veían pasar a un judío actuaban con agresividad, y esto ya no solo estaba ocurriendo en Jerusalén, reiteró.

“También hubo un grupo de judíos que les respondían y entre ellos se gritan: , y los árabes a su vez dicen: , cuando los ven pasar. Estaba sucediendo eso”.

Cuenta la venezolana-judía, desde Israel, que ayer lunes se celebraba el día de Jerusalén (por los 63 años de instituido del estado de Israel) y salieron los judíos a su acostumbrado festejo por la fecha, “hicieron una marcha y ahí fue cuando se prendió el conflicto. Empezaron los enfrentamientos más fuertes en Jerusalén, se caldearon más los ánimos. Los árabes a cuanto judío veían pasar, ya sea caminando o manejando los vehículos, les caían a piedras y hay decenas de videos de internet que registran esos hechos”.

Todo se caldeó de manera extraordinaria ayer en Jerusalén, tras semanas de pequeños conflictos internos, “se agravó de tal modo, que parecía incontrolables. Ellos, los árabes con su ramadán, se reunieron en el Monte del Templo en la mezquita de Al-Aqsa, que es la mezquita más grande de Jerusalén, y ahí hubo intensos enfrentamientos, tanto, que la policía Israelí se metió dentro de la mezquita, ese fue el punto de ebullición que hizo que los árabes denunciarán que les profanaron su lugar sagrado”.

En voz de Cusnir, estos hechos ocurrían durante el lunes en Jerusalén del este, donde se enfrentaban palestinos con judíos del lugar, pero sin grandes consecuencias, si con gran tensión y choques cuerpo a cuerpo. “Esto generó que los palestinos que habitan en la Franja de Gaza, y en específico los integrantes del grupo Hamas, comenzarán a lanzar misiles y cohetes que llegaron hasta Jerusalén y otras regiones. A pesar de que los enfrentamientos ocurrían era en Jerusalén este”.

Quién es el grupo Hamas: Es un movimiento palestino que busca crear un estado islámico en la Palestina histórica. Es considerada una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea. Actualmente el grupo gobierna la Franja de Gaza, desde donde este lunes inicia el ataque hacia Israel.

Explica la tachirense Dahiana Cusnir, desde Israel, que previo al ataque el grupo terrorista Hamas, estos habían expresado a la policía israelí, que de no se retirarse de Jerusalén del este y también de no sacar las tropas de la frontera, ellos comenzarían a enviar misiles: “y así lo están haciendo, es que desde ayer a las seis de la tarde que comenzaron a lanzar misiles y misiles y misiles, no han parado. Y no solo ahí en la frontera, sino que llegaron hasta Jerusalén y poblaciones aledañas a la frontera con Gaza. Eso no ha parado, son las 6:51 de la tarde del martes y ellos siguen y siguen”.

“En la ciudad donde vivo, Ashdod, que también es al Sur, pero no tan cerca de la frontera, se activaron ayer las alarmas dos veces, una vez a la una de la tarde y luego de nuevo sucedió. De hecho, uno de los cohetes cayó en una casa de mi ciudad y hubo heridos, felizmente no fue de gravedad”.

Hoy martes, dos veces, antes de las 10 de la noche han activado las alarmas porque ocurren copiosos lanzamientos de misiles desde la Franja de Gaza, los cuales son respondidos desde Israel.

Cuenta Cusnir, que en la ciudad vecina a la suya, Ashkelon, donde vive su padre, si han impactado varios cohetes y este martes una señora con su metapelt (cuidadora), no les dio chance de llegar al refugio y murieron. “Hablan de decenas y decenas de heridos en general a lo largo de esta acción que tiene más de un día sucediendo”.

Miedo entre los Venezolanos en Israel
Una vez ocurre el ataque desde la Franja de Gaza –según relato de la venezolana- el gobierno de Israel reforzó las baterías de la cúpula de hierro. “Este es un sistema de defensa que se tiene en Israel y se activa cuando vienen los misiles de Gaza, y su vez, desde Israel se expulsan otros misiles que impactan en el aire a los que han enviado del otro lado, a fin de que no aterricen y hagan daño. Pero, obviamente tiene un margen de error, y como desde Palestina envían muchísimos misiles, llega un momento en que unos caen e impactan en suelo, y eso pasó este lunes dejando decenas y decenas de heridos, que para esta hora no están contabilizados”.

– ¿Y qué es lo que hacen ustedes cuando se prenden las alarmas?

– “Casi todas las construcciones aquí en Israel tienen un refugio, un bunker o un cuarto de seguridad, pues. La tiene el edificio, la casa o hay uno cerca y nos informan cuáles son los refugios abiertos. Eso es lo que uno tiene que hacer, irse al cuarto de seguridad porque son blindados, es lo más seguro que hay, pero cuando uno está en la calle o va manejando como me pasó a mí cuando sonó la alarma aquí, lo que uno tiene que hacer es parar el auto, dejarlo atravesado en la calle donde esté, y buscar un edificio o una edificación para uno resguardarse. Si va conduciendo en una carretera en medio de la nada, lo que debe hacer es salir del auto y tirarse al suelo o acostarse”.

“Al tirarse al suelo uno debe cubrirse la cabeza, como para minimizar los riesgos. Y conservar la calma, claro está. También recomiendan permanecer en el sitio de resguardo 10 minutos después de que la sirena deje de sonar, pero he observado que nadie espera esos diez minutos, se miran unos a otros y todo el mundo sale mirando”.

En horas de la noche del martes en la ciudad de Ashdod, ya Dahiana Cusnir, su esposo Pablo, su mamá Fanny, su pequeña Dhana y su hijo adolescente Juan Diego, estaban reunidos en casa. Las alarmas habían dejado de sonar, pero había cierta ansiedad en todos porque los ataques proseguían en otras regiones. Es una realidad nueva para este grupo de venezolanos que tienen año y medio en Israel, donde cuentan que han tenido una vida grata y muchas oportunidades, pero en su país natal nunca estuvieron debajo de un cielo surcado por misiles y luces que parodian fuegos artificiales, pero no lo son.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*